Presente, duelo y futuro

duelo

Del lat. dolus, “dolor”.

1.m. Dolor, lástima, aflicción o sentimiento.

2.m. Demostraciones que se hacen para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte (de alguien).

3.m. Reunión de personas que asisten a la casa mortuoria, a la conducción del cadaver al cementerio, o a los funerales.

 

*

 

Nota de redacción: Este fragmento va a aparecer en otra entrada, pero quería que quedara por separado aquí.

Aunque sea un lugar cómodo para “estar” y acurrucarse el pensar o anhelar que todo vuelva a ser como antes, eso es realmente imposible, impracticable.

En un extremo, existen los que piensan que eso va a pasar. Que despertaremos un día y todo será como antes de la pandemia, mismo flujo de personas en la calle, mismas normativas, cero distanciamiento social físico con reuniones, eventos, recitales como siempre los conocimos. Esto sería algo así como la fase de negación de un duelo cualquiera. Los irrealistas.

En otro extremo, están quienes piensan que el futuro estará – al menos por un largo tiempo – teñido de amargura con cuidados múltiples, advertencias y sentencias debido al coronavirus. Sería la mirada pesimista. Algunos frente a esto les impacta tan fuerte en su salud mental que les agarra el “bajón cuarentenal”, de la depresión y angustia expectante. De la imposibilidad de procesar adecuadamente lo que está pasando y anularse, bloquearse.

En instancias medias, gris claro, están quienes reflexionan sobre el modo de vivir previo a todo esto en comparación con cómo vivimos ahora, aprovechan el estar en sus casas, tener tiempo para hacer aquello que hace mucho tiempo no hacían o directamente que nunca habían podido hacer. Se los ve tomar sol en sus balcones, terrazas. Haciendo – a veces – actividad física, cocinando, creando. Si están con sus familias, disfrutan de su compañía y también experimentan los roces de una convivencia intensa que nunca antes habían vivido. Si no están con sus familias/seres queridos, se ocupan de comunicarse a la distancia, de verse a través de pantallas, de estar en contacto. Anhelan el momento en el que se volverán a encontrar. Practican la aceptación de lo que estamos viviendo y también aceptan y abrazan la incertidumbre, entendiendo que es imposible predecir el futuro.

Existen otros grises, como el gris un poco más oscuro de la ira, bronca y enojo por lo que estamos atravesando. De las injusticias y desigualdades que se profundizan día a día. Sobre todo esto en aquellos que no están incluidos – ergo los “excluidos” – de la cuarentena y deben salir como de costumbre (y con nuevos y desafiantes escenarios) a trabajar. con un nivel de exposición y riesgo a enfermarse que nadie cubre.

2 comentarios en “Presente, duelo y futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s