Rituales

Los rituales han estado presentes por siglos.

 Quizás lo primero que viene a la mente es la imagen de un ritual chamánico,  pero la realidad es que convivimos con ellos a diario.


Cuando nos despertamos y hacemos café, por ejemplo. Cuando nos bañamos. Cuando salimos a la calle. Cuando preparamos el té o la merienda por la tarde. En todas esas ocasiones realizamos una serie de pasos, de forma a veces automatizada, le damos rienda suelta a nuestro cerebelo para que él se ocupe. Piensen en la ceremonia del té japonesa.

En otro extremo desde el punto de vista psiquiátrico, cuando un médico sospecha que alguno de los pacientes que atiende y asiste está haciendo rituales, está pensando en actividades guiadas por una idea o varias fija(s). Se trata de una conducta patológica, obsesiva, compulsiva. En algunos casos realizar esta conducta genera placer y en otros un fuerte displacer. Se la registra y vigila y se trata con psicofármacos para así extinguirla (a pesar de que quizás el paciente sienta una pérdida de identidad al dejar de hacerlo).

Desde el punto de vista de las terapias ancestrales los rituales (nos) ayudan a dejar ir, a recibir, a prepararnos, a focalizarnos o trabajar algún otro punto de interés. Para hacerlos existen infinidad de recetas. Así como las recetas de cocina, no hay un procedimiento ni una receta que sea la única válida. Además de prepararnos física y mentalmente para hacerlo y de intencionar, son varios los elementos que se pueden usar. Desde infusiones, hierbas (frescas, secas o en esencias), cristales, fragancias y aromas, imágenes, fuego, agua, lápiz y papel.

Y en pandemia opino que los rituales nos acompañan más que nunca. Desde la obviedad de los rituales de limpieza, salida y llegada del hogar; hasta aquellas actividades que comenzamos o retomamos por el simple hecho de que nos hacen bien, nos hacen sentir mejor para afrontar un presente inestable y un futuro más incierto que nunca.


Identifiquemos cuáles son, cómo los hacemos y cómo nos sentimos después de hacerlos. Para apagar un poco el piloto automático e interpretarlo como medida de autocuidado, autopreservación y de amor hacia nosotros y quienes nos rodean.


Puedes leer más entradas relacionadas aquí abajo:

Accionar vs. posponer

Puse el despertador bien temprano el viernes a la noche, con una sensación entrecruzada de molestia y orgullo. Me levanté el sábado cerca de las 8am, y parecía que seguía siendo de noche, ya que nunca había amanecido. El cuerpo me pesaba y la cabeza estaba confundida del sueño y del escaso descanso, pero sentí …

Sigue leyendo Accionar vs. posponer

Calidez

Gusto de la gente que sonríe con los ojos. Gusto de la gente que sonríe y se percibe, sin verlas, en la voz. Gusto de la gente que transmite calma y calidez con sus gestos y sus posturas. De la gente que muestra sus palmas y muestra los dientes. Me agrada la gente atenta, que …

Sigue leyendo Calidez

Mens sana et corpore sano

Actividades – viejas y nuevas – para pasar el tiempo en cuarentena Entiendo que para muchas personas estar aisladas las inquiete muchísimo y busquen maximizar su productividad limpiando, cocinando y cuidando a sus hijos como nunca antes, pero creo que en los tiempo que corren hay principalmente 2 prioridades: mantenerse sano (uno y sus seres …

Sigue leyendo Mens sana et corpore sano

Ando con ganas

Tengo tantas ganas de verte, como la ola tiene ganas de romper, como el estornudo tiene ganas de escapar, como el bostezo tiene ganas de existir y relajar como mi perra tiene ganas de salir a pasear.

Expectante

El pasto de las plazas crecido. Las calles vacías. Los negocios cerrados. Los cruces en rojo. La gente con miedo. Las personas que ríen en sus casas. Los barrenderos. Las farmacias atendiendo con y sin rejas. Las convocatorias a médicos de todo el país. Los perros abandonados buscando comida. Las personas sin casa a la …

Sigue leyendo Expectante

Smog, neblina, humedad, lluvia y barbijos

Pasó rápido. Enero con aires de nuevos tiempos, los primeros días tranquilos, con días libres de trabajo. Las reuniones con amigos y familia. Los regalos. Las cartas. Las reflexiones. Para algunos quizás también vacaciones. Nuevos tiempos, nuevos proyectos, ideas viejas y ideas renovadas. [Empieza a viralizarse un poco…] Febrero con aires de cambio de temporada, …

Sigue leyendo Smog, neblina, humedad, lluvia y barbijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s